Mira este proyecto de restauración: te va a encantar

Hola a todos. Esta vez traemos en el blog un proyectazo de restauración que nos apasionó (realmente fue proyecto de Pepe, pero me incluyo porque para algo somos equipo…).

Así trabajamos...

 

Este post tiene pocas palabras y muchas fotos; el gran vicio de los restauradores es mostrar el antes y después, ya sabéis…

Si nos seguís, ya habréis leído un post anterior nuestro en el que contábamos cómo se restaura un cuadro. Si os lo perdisteis aquí lo tenéis: https://restauramosarte.com/como-se-restaura-un-cuadro/

Bueno,  no me enredo más y paso a presentaros este gran gran graaaaan trabajo.

Se trata de un escritorio de madera de nogal (estilo español) de primeros del siglo XVIII.

Es una maravilla de pieza y nos encantó trabajar en él.

Llegó en muy malas condiciones: faltaban elementos decorativos, tenía muchos destrozos a nivel carpintería, y el acabado presentaba, además de muchísima suciedad, repintes y pasmados.

 

Escritorio inicial

Foto inicial de la obra

 

El mueble, decorado con apliques de hierro, consta de dos cuerpos: una mesa de patas cabriolé, con cajón y tabla de escritorio; y un cuerpo superior con seis gavetas y una puertecita central que abre a un compartimento con estantes.

Al hacer la identificación del mueble descubrimos que la encimera del mismo se deslizaba hacia delante (de hecho no sólo la encimera, sino la encimera con todo el cuerpo superior), de manera que quedaba al descubierto la parte trasera del cajón central, más dos recovecos o huecos dentro de le estructura del escritorio, que sólo se hacían visibles de esta manera, y que hacían las veces de cajones secretos (sólo se podía acceder a ellos realizando esta operación y no eran visibles desde el exterior).

 

Mecanismo escritorio/1

Mecanismo escritorio/3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos finales. Parte de la encimera se doblaba hacia abajo, y quedaba a modo de pantalla cubriendo las patas.

 

En las fotos podemos ver cómo quedaba la parte trasera del mueble cuando se deslizaba el cuerpo superior hacia adelante, y cómo se hacían visibles, además del cajón central, los dos “cajones secretos” a ambos lados de este.

Mecanismo escritorio/4

 

 

Empezamos quitando el polvo, analizando daños y definiendo la obra para el informe técnico.

Aplicamos el tratamiento anti carcoma, y realizamos la consolidación de la madera donde consideramos necesario.

Luego efectuamos una media limpieza para ir apreciando el deterioro del acabado e identificar la madera del mueble. Aquí ya pudimos certificar que era madera de nogal.

El trabajo de carpintería fue peliagudo…

Por un lado, una de las patas (la delantera derecha) no era original. La habríamos conservado, pero el problema era que cuando se hizo no se preocuparon de mantener las líneas del mueble. Así que decidimos reponerla. Sacamos una plantilla de la otra pata delantera, que sí era original, y de ahí lo pasamos a una pieza de nogal.

 

Reproducción piezas/4

Foto de la pata fabricada por nosotros (antes de terminarla), al lado de la original que utilizamos de modelo.

 

El cajón también tuvo una intervención de carpintería importante. Además de ajustar los laterales y las divisiones interiores, tuvimos que reponer la base (no se pudo aprovechar la existente porque estaba destrozada y no cumplía su función de soporte).

 

 

Tuvimos que reconstruir, reponer o restaurar muchos de los elementos decorativos del mueble. Todas las reintegraciones las hicimos con madera de nogal.

 

 

Reproducción piezas/2

 

 

 

Reproducción piezas/1

 

Teníamos algún torneado original, pero faltaban muchos, así que los hicimos.

 

 

Reproducción piezas/3

 

Faltaban dos bocallaves. A partir de uno de los originales, con limas y esmeril sobre chapa de hierro del mismo grosor, reprodujimos los que faltaban.

 

 

 

Los herrajes estaban repintados, los limpiamos.

 

Luego llegó el momento de hacer la reconstrucción de contrachapado.

 

Restauración escritorio marquetería/1

 

Encontramos parte de las piezas del contrachapado que se habían desprendido en los cajones.

 

Restauración escritorio marquetería/2

 

Una vez realizada la composición y la ubicación de cada una como si fuera un puzzle (esta labor requirió paciencia y horas de dedicación; pero queríamos rescatar cada centímetro cuadrado de contrachapado antiguo para preservar lo máximo posible la imagen original del mueble), procedimos a reproducir aquellas piezas que habían desaparecido.

Hicimos nuestro propio contrachapado a partir de una pieza de nogal, porque hoy en día es difícil encontrar contrachapado del mismo grosor de nuestro mueble (al ser antiguo es más grueso que el que se construye actualmente).

Inicialmente limpiamos la superficie a contrachapar, y luego encolamos todas las piezas.

 

 

 

Imágenes del proceso de reposición del contrachapado.

 

Luego procedimos a igualar colores.

 

Restauración escritorio marquetería/12

 

Tuvimos que reconstruir de este modo el contrachapado de la encimera del escritorio, el de la puerta y uno de los laterales enteros.

Cuando la cola ya estuvo seca, procedimos a rematar la limpieza (que habíamos dejado a medias) del mueble. Retiramos barniz antiguo, suciedad, cal y barro, y repinte oscuro.

Se barnizó con barniz tradicional.

 

Restauración escritorio marquetería/13

 

Y finalmente se le dio un acabado a la cera.

Este mueble representa un buen ejemplo de como en casi todos las casos hay alguna solución para salvaguardar una buena pieza, por muy deteriorada que esté; eso sí,  siempre que nos pongamos en manos de un buen profesional.

Recordad que no es lo  mismo restaurar, que transformar, o reciclar un mueble. Si queréis conocer la diferencia, lo explicábamos bien en este post: https://restauramosarte.com/muebles-restauracion-transformacion/

Y nada más por hoy. Espero que hayáis disfrutado del proceso!

 

Para conocer mejor nuestro trabajo, no dudéis en pasearos por nuestra web; y si este post os ha hecho pensar en nosotros como restauradores de alguna pieza que tengáis en casa, ya sabéis!

 

 

Solicitud presupuesto

 

 

Si tenéis cualquier duda, escribídnosla… Nos encantará aclararla.

 

 

 

2 Respuestas to “Mira este proyecto de restauración: te va a encantar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:
Responsable > Patricia Pérez Vallazza.
Finalidad > Atender solicitudes de información y responder a comentarios en el blog
Legitimación > Tu consentimiento expreso.
Destinatarios > Tus datos serán guardardados en Digital Valladolid, S.L., mi proveedor de email y alojamiento web.
Derechos > Tienes derecho de acceder, limitar, rectificar y suprimir tus datos, enviando un correo electrónico a: informacion[arroba]restauramosarte.com